Logo IbérigoodSOMOS IBÉRIGOOD

IBÉRIGOOD

Cuando arrancamos con nuestro proyecto en noviembre de 2015, tres aspectos fundamentales iban a ser nuestras señas de identidad: calidad, cantidad y corte. Y nos dimos cuenta de que si éramos capaces de saber unirlas conseguiríamos lo más importante: satisfacción. Creemos que hay que ser honestos y ofrecer productos realmente buenos, con gran tradición y calidad reconocida. Que cuando nuestros clientes nos pidan un producto nosotros se lo preparemos en la cantidad que deseen. Y que la mejor forma para degustar plenamente unos buenos ibéricos es que estos hayan sido cortados a cuchillo por nuestros maestros cortadores de jamón. Estamos convencidos que productos así merecen como mínimo el trato que nosotros les damos. Así es Ibérigood: auténtico y sencillo.

¿EN QUÉ SOMOS DIFERENTES?

Buscamos pequeños productores con calidad reconocida y certificada. De esta forma garantizamos que los productos que preparamos son realmente buenos y capaces de satisfacer a nuestros cliente.

Seleccionamos una a una todas las piezas, directamente en los secaderos naturales y sin intermediarios de ningún tipo. De esta forma conseguimos que el producto llegue a nuestras manos en las mejores condiciones para proceder a su corte.

Nuestros loncheados son artesanales: cortados a cuchillo. Sólo así conseguimos que conserven sus propiedades organolépticas intactas. El objetivo es apreciar matices y sabores únicos que sólo poseen los buenos ibéricos.

Los productos loncheados son frescos. Los cortamos y envasamos en exclusiva por y para cada cliente. Los pedidos que semanalmente recibimos son únicos, y sólo los preparamos cuando el cliente nos hace el encargo.

Nos gusta ser honestos y decir que la producción es limitada. Al tratarse de productos artesanos, de calidad y de procedencia animal, podemos encontrarnos con momentos en los que se agotan o todavía no están en las condiciones óptimas de consumo por falta de curación. Lo que ofrecemos no es de “fabricación en serie”.

Somos flexibles y nos adaptamos. Si nuestros clientes nos piden loncheados en cantidades mayores, los preparamos uno a uno sin trampa ni cartón: cuchillos, chaira, guantes ¡y a cortar! Sin prisa pero sin pausa.

SOMOS IBÉRIGOOD.

HISTORIA

Ibérigood nace curiosamente “sin comerlo ni beberlo”. Durante el verano de 2014, Guillermo conoce por casualidad a un criador/productor de cerdos y productos ibéricos de Salamanca.

Aunque toda su familia paterna procede de “tierras charras”, esto nada tiene que ver con el ritmo de vida que lleva en su Madrid natal.

Aquel nuevo mundo fue algo parecido a una revelación, y no tardó en conquistarle. A priori, nada tenían que ver los ibéricos con agencias de comunicación, gestión comercial, ni el marketing. Pero ordenando un poco las piezas, dio lugar a una idea que posteriormente se convirtió en un reto profesional muy interesante.

Después de muchos viajes visitando dehesas, conociendo la vida del cerdo ibérico, los procesos de elaboración de los distintos tipos de producto, tiempos de curación, su correcta selección y el corte profesional a cuchillo, decide llevar a cabo un proyecto diferente que mezcla lo tradicional con lo moderno.

En 2015 crea Ibérigood, un concepto de venta de productos ibéricos muy personal y auténtico, alejado de la fría venta online que llevaban a cabo intermediarios en esos momentos. Ser capaces de saber unir la tradición con la modernidad, sin que esta primera perdiera su esencia, era un gran reto.

Y con todo el empeño del mundo nos embarcamos en ello. A día de hoy, no paramos de afilar nuestros cuchillos. Cortamos producto para particulares, empresas de hostelería, caterings y eventos.

Es inevitable que los tiempos cambien y todo se modernice, pero los productos tradicionales de calidad no se pueden perder, y merecen ser tratados como nosotros lo hacemos.

¡Qué aproveche!

VALORES

CALIDAD

Ofrecemos productos elaborados como antaño, con todo el respeto, saber hacer y experiencia. Gracias a ello la calidad está garantizada.

DEDICACIÓN

Tanto la selección de piezas nobles en los secaderos, como el corte artesanal una a una es lo que queremos que defina a nuestro trabajo.

PROFESIONALIDAD

No solo en la preparación del producto, sino en el trato con los clientes que confían en nosotros.